¿Padeces de infecciones frecuentes? Necesitas consumir estos alimentos

Foto: lycopene.greenworldnutritions.com

 

Gracias a su aporte de vitaminas, minerales y antioxidantes hay muchos alimentos que, incluidos en nuestra dieta regular, pueden ayudarnos a mantener un sistema inmunitario fuerte y sano.

  1. Remolacha

La remolacha o betabel es uno de los alimentos cuyo contenido de nutrientes esenciales puede promover la salud inmunitaria de forma natural.

Sus aportes de fibra, compuestos antioxidantes y minerales esenciales ayudan a limpiar la sangre y el hígado para remover las toxinas.

También contribuye a regular el pH del cuerpo, lo cual resulta fundamental para prevenir la inflamación y reducir el riesgo de enfermedades.

  1. Ajo

Conocido en la gastronomía como un condimento perfecto, el ajo es un ingrediente con alto poder medicinal que puede ayudar a prevenir y tratar varios tipos de infecciones.

Sus compuestos antiinflamatorios y antibióticos mejoran la respuesta del sistema inmunitario, e inhiben la acción de algunos tipos de bacterias, virus y hongos.

La alicina, uno de sus principales activos, ejerce una acción antioxidante que ayuda a proteger las células a la vez que se deshace de las toxinas.

  1. Limón

El limón es quizá uno de los alimentos más populares en cuanto al fortalecimiento de las funciones inmunitarias y la prevención de algunas enfermedades.

Sus grandes aportes de vitamina C, además de fibra y aceites esenciales, aumentan la barrera protectora contra los gérmenes e impulsan la desintoxicación.

Está recomendado para controlar problemas respiratorios, infecciones urinarias y otras patologías derivadas de un sistema inmunitario débil.

  1. Cúrcuma

La raíz de cúrcuma tiene poderosos compuestos antibióticos y antiinflamatorios que contribuyen a prevenir y tratar las infecciones cuando los mecanismos de defensas tienen algún debilitamiento.

Cuenta con sustancias antioxidantes que brindan un efecto protector frente a la acción negativa de los radicales libres y toxinas.

Su principal activo, la curcumina, mejora la salud circulatoria y linfática, a la vez que optimiza la eliminación de los desechos y previene la inflamación.

  1. Jengibre

El jengibre es una especia rica en antioxidantes que, junto a sus vitaminas y minerales, protegen la salud inmunitaria.

El gingerol, uno de sus compuestos activos, incrementa la respuesta frente a los virus y las bacterias, y evita que estos generen infecciones.

Esta sustancia provoca un efecto expectorante y antiinflamatorio en el organismo, lo cual ayuda a reducir los síntomas de problemas como la bronquitis y el resfriado.

  1. Repollo

El repollo y otras variedades de vegetales verdes son excelentes apoyos nutricionales para aumentar las defensas del cuerpo y prevenir enfermedades.

Contiene antioxidantes, fibras naturales y minerales que, en conjunto, ayudan a remover los desechos para que estos no interfieran en la salud circulatoria y linfática.

Gracias a sus propiedades mejora la salud digestiva y previene la acumulación de toxinas en el hígado y el colon.

  1. Zanahorias

Rica en beta-caroteno, vitamina C y minerales esenciales, la zanahoria es una hortaliza que ayuda a incrementar la producción de glóbulos blancos, encargados de frenar la acción negativa de los patógenos que afectan la salud.

Estas propiedades potencian el funcionamiento del sistema inmunitario y disminuye la susceptibilidad a las infecciones.

  1. Calabaza

La calabaza es un alimento rico en vitaminas  A, B y C, todas necesarias para proteger el organismo de los microorganismos dañinos.

Sus propiedades antioxidantes apoyan la desintoxicación de la sangre y, de paso, mejora la producción de anticuerpos.

Su ingesta regular reduce el exceso de acidez y previene los descontroles en los procesos inflamatorios.

¿Lista para consumirlos y mejorar tu salud? Como acabas de notar, se trata de alimentos variados y saludables que pueden promover tu bienestar.

Inclúyelos en tu plan de alimentación y aprovecha todas sus propiedades nutricionales.

Tomado de: mejorconsalud