4 Pasos para fortalecer la conexión espiritual en la pareja

Una pareja de jóvenes que tiene en vista unir sus vidas en matrimonio, si lo hacen de manera consciente y no por impulso, buscarán casarse por el simple hecho de permanecer juntos toda la vida porque se aman.

Por amor es que precisamente, antes de tomar una decisión tan importante como la de casarse, deben analizar las razones más allá del amor que les ayudarán a mantenerse firmes tras cada conflicto. Sí, porque el amarse no es garantía para vivir en armonía; amarse es apenas la base sobre la que se cimienta una relación de pareja.

Cuando una pareja se casa y lo hace de manera consciente, debe tener en cuenta que si desean que las cosas entre ellos vayan bien, deben ir en la misma dirección. Los aspectos en los que ambos deben esforzarse por mantener siempre firmes son:

-Estabilidad económica

-Madurez emocional

-Comprensión íntima

-Valores y principios

-Creencias espirituales

Todos y cada uno de estos aspectos son vitales en un matrimonio. Si la pareja no es capaz de mantener un control y justo equilibrio en ellos, su relación va a ir cuesta abajo y terminará en separación o divorcio.

No es que tengan que estar de acuerdo en cada cosa que vivan y sientan. Como seres humanos criados por diferentes familias, ven y sienten las cosas de manera diferente. El truco es que hablen y lleguen a un acuerdo de manera madura, que se apoyen en momentos de dificultad, que se guarden lealtad y respeto, pero por sobre todas las cosas que tengan una fe y vida espiritual firme que les sostenga en momentos de incertidumbre, miedo, tristeza y dolor.

La espiritualidad depende de cada pareja

Una fe sólida es la mejor arma para enfrentarse a los momentos más difíciles y conflictivos de la vida marital y esto es así, porque la espiritualidad es uno de los pilares fundamentales del matrimonio, y es importante que la pareja no descuide esta área.

Para muchas parejas la espiritualidad es algo que se sabe está ahí, pero pasa un poco desapercibida. Quizás los cónyuges se esfuercen en mantener sus creencias vivas, críen a sus hijos dentro de los preceptos de alguna religión, asistan a celebraciones litúrgicas de rigor y hagan que sus hijos asuman compromisos dentro de su religión, pero nada más allá de lo meramente formal.

También puede haber parejas que aunque no se pronuncien o se declaren miembros de alguna creencia religiosa, oren con fervor por guía e iluminación para darle un buen rumbo a sus vidas. Es posible que estos mismos cónyuges al momento de traer hijos al mundo, inculquen en ellos una vida espiritual que incluya la oración diaria, el ser agradecidos, el servir a los demás, etc.

La importancia de Cultivar la espiritualidad dentro del matrimonio

Como puedes ver en esos dos ejemplos, la realidad espiritual para cada familia depende de cada individuo; lo que sí es cierto es que entre más espiritual sea una pareja, sus vidas van a verse más beneficiadas de la tranquilidad y la armonía.

El punto es que bien puedes o no tener alguna creencia religiosa, ser activo o no dentro de la misma, leer a diario las escrituras sagradas o no; el que las cosas funcionen y la espiritualidad efectué su función depende de cada miembro de la pareja.

Lo que es relevante y muy importante a tener en cuenta, es que los hijos verán y seguirán el ejemplo que ustedes como padres les den. Así, la importancia de una vida espiritual frugal no solo radica en el sostén que ésta pueda llegar a darles en todo momento de sus vidas, sino que además será transmitida de generación en generación, y ustedes son el mejor ejemplo de ello.

Claves para lograr una vida espiritual fuerte en pareja

Cuando la pareja logra concretar una vida espiritual, ambos se convierten en aliados que se ayudan y estimulan para fortalecer sus capacidades y lograr sus metas.

Además, una vida espiritual activa ayuda a que el vínculo afectivo sea mucho más estrecho por medio de los siguientes puntos:

1 Hablar claro

Los cónyuges que hablan acerca de las cosas que les lastimaron, son más capaces de superar y perdonar esas heridas. Es bueno que ambos busquen la manera de conocer qué acciones pueden o no ofender a la persona que aman para así evitar problemas a futuro o incluso darles una “vuelta” conveniente volviendo esas debilidades fortalezas.

Además de esto, no habrán dudas y miedos en la pareja, la seguridad en el cónyuge irá en aumento y se podrá confiar en él /ella con plenitud, haciendo la convivencia más placentera.

2 Ser honestos

Cuando la honestidad es la bandera de una pareja, las cosas serán mucho más fáciles de abarcar entre ellos, la confianza será optima porque hay transparencia en la relación y los conflictos serán mínimos.

3 Solución de conflictos

Es bueno que ambos sean capaces de hallar la forma de solucionar los problemas más cotidianos, hasta los más complejos. Todos los inconvenientes, mientras tengan interés en resolverlos, pueden ser superados con humildad y amor.

4 Expresión del afecto mutuo

No solo es decir “Te amo” de manera mecánica; es lograr esa compenetración y entendimiento básico que se logran solo mediante la intimidad. Cuando una pareja se entrega de manera física, no solo hay una conexión corpórea; sino que encuentran la manifestación más pura del afecto que se profesan en la cotidianidad de sus vidas.

Te preguntarás qué tienen que ver estos aspectos con la vida espiritual, te diré que todo. La vida espiritual no se limita a una creencia religiosa y ser obediente y disciplinado. No es solo orar, o meditar, servir al prójimo y saber perdonar. Es un conglomerado de todas esas cosas, de esos cuatro aspectos antes mencionados y mucho más que la pareja irá descubriendo con el paso del tiempo.

La honestidad y sinceridad son valores que muchas religiones profesan. La humildad es esencial a la hora de resolver cualquier problema, y el amor es lo que les mantiene unidos; así que sí, son espiritualidad.

La invitación es a que se mantengan firmes en sus creencias, cualquiera que éstas sean, que busquen siempre el apoyo de su pareja y se abriguen mutuamente en momentos de temor, dificultad y miedo. Empéñense en experimentar al máximo el amor que se tienen, siempre con la mirada puesta a un futuro prometedor. Porque siempre les esperará lo mejor si siguen esos preceptos.

Toma un momento para compartir
tomado de familias.com
Nota Ramiro chavez