Padres divorciados: 10 acciones para cuidar el bienestar emocional de los hijos

Los hijos, ante un divorcio, suelen ser los más afectados. Viven dolorosamente la pérdida de la vida familiar que hasta ese momento conocían.

En mi consultorio, preguntándoles a algunos pacientes qué creían ellos que debían hacer los padres que se divorcian por sus hijos, me dieron una respuesta dolorosa que refleja la verdad: nada. No hay nada que podamos hacer para que deje de ser doloroso que papá y mamá ya no sean pareja, y sobre todo, que ya no puedan vivir todo el tiempo con ambos.

Sin embargo, creo que para hacer más llevadera esta realidad hay algunos puntosque pueden hacer menos dolorosa esta situación y que pueden ayudar:

1 Sanar como persona, para que tus hijos tengan una sana figura parental

Para poder estar completo para tu hijo, necesitas sanar tu corazón, tu historia, este duelo de perder a tu pareja,  el proyecto de familia y de vida que construiste.

Para poder contener y acompañar a los hijos es necesario poder también tener espacios para lograr procesarlo en lo personal. Si te recuperas, y puedes reconstruir tu vida y tu felicidad, otro proyecto, tus hijos podrán recargarse en ti. Podrán también aprender cómo se levanta una persona de una fuerte sacudida de vida.

2 Sanar como mamá, para que puedan tener presente a su papá en su vida (o viceversa)

Es innegable que independientemente de la pareja, a veces llevamos heridas como figura parental, desconfiando del otro progenitor. Pero su padre es fundamental para tu hijo (a excepción de que haya habido abuso psicológico, físico, o sexual).

Por lo tanto, necesitas soltar el control de la relación de tus hijos, y saber que el otro construirá como mejor pueda su rol. Si puedes mirar con comprensión la historia personal propia y del otro, aceptarás que siempre nos equivocamos, pero por ser imperfectos, no por falta de amor.

3 Hacer equipo como papás

Este es todo un reto. Dejar de ser pareja rompe un vínculo. Hay otro que no se rompe nunca más: el de padres. Reconocerlo y separarlo de la vida conyugal es fundamental.

Puede ser que ya no sean pareja, pero hacer equipo para formar y educar a los hijos en la misma línea ayudará a mantener a los hijos cuerdos, y no estar jaloneados entre lo que dice uno u otro. Podrán, por el contrario, reforzar la conducta deseada en los hijos.

4 Decirles a tus hijos que se parecen a tu ex cónyuge como elogio

Poder reconocer aquello que nos gusta y que nos unió al ex, ayudará a mirarlo con amor en los hijos. Los hijos necesitan sentirse aceptados al cien por ciento, la mitad genética de mamá y la otra mitad de papá.

Si podemos reconocer, exaltar y elogiar cualidades del ex en nuestros hijos, ellos tendrán el permiso de amarlos, sin sentir que traicionan a alguno.

5 Establecer días fijos

Uno de los temas que genera angustia en los hijos de padres divorciados es eltemor de no volver a ver a alguno de ellos. Tener días fijos es como tener un buen puerto, que aunque parezca lejano, sabrán podrán llegar. Saber que verán a su papá determinados días de la semana, les hará sentir la seguridad de que, aunque le extrañen, le volverán a ver.

6 Apegarse a los acuerdos de convivencia con flexibilidad

Tener esos días fijos facilita la estructura de la vida personal y de los hijos, sin embargo hay contratiempos o eventos extraordinarios que pudieran flexibilizar, tales como una fiesta, un cumpleaños. Si hay rigidez, es altamente probable que se conviertan en personas adultas rígidas.

7 Asumir tu porcentaje económico de aportación a los gastos

El gran tema de discusión en muchas parejas divorciadas es el tema económico. El objetivo mutuo es el sostener y formar a los hijos. Si hay un acuerdo en el divorcio, cada adulto tiene la obligación de apegarse a él sin que el otro se lo recuerde, o tenga que entrar en demandas.  y cumplirlo que te corresponde legal y moralmente,  descargará en mucho la tensión. Esto además dará seguridad a los hijos, y seguramente los mantendrá en condiciones parecidas de vida a lo que estaban acostumbrados.

8 Cuidarlos de tus relaciones nuevas

Es posible que eventualmente puedas volver a tener una pareja. En ese caso, será pertinente esperar el tiempo adecuado para que los hijos procesen la separación, pues a veces les lleva más tiempo a ellos. También es prudente esperar a consolidar la relación de pareja para que, en lo que se suscite con los hijos, puedan resolverlos como nueva pareja sin necesidad de romperla y someter a los hijos a otra experiencia de duelo.

9 Pedir ayuda

Suele generarse rencor cuando hay un agotamiento personal en sobre llevar la carga económica o de la rutina y emocionalidad de los hijos. Comparte a tu ex todo lo que tiene que ver con los hijos, incluyendo si necesitas descanso, ayuda para darles mejor tiempo de calidad y una cara amorosa a los hijos. Si tu ex no puede, busca tu red de apoyo con amigos, familia, incluso familias en situaciones similares.

10 Decirles que el amor entre ustedes es eterno en ellos

La necesidad de los hijos es y siempre será que su padre y madre estén juntos y se amen. La imagen de que el amor que hubo es eterno en ellos puede ayudar a soltar esta fantasía. Pero no olvides de mencionar que el amor que ambos sienten por su hijo, será eterno.

Y tú, ¿Qué otros consejos compartes?

Toma un momento para compartir
tomado de familias.com
nota Ramiro chavez